5 «problemas» de un Alma Libre

A ver… No sé si a todo esto que voy a mencionar se les puede llamar «problemas». Cualquiera que realmente lo tenga me dirá: «¿con qué cara llamas a esto un problema?» ¡Y vaya si tendría razón! Más bien se me ocurre pensar que esta lista supone una serie de incomodidades, o de esas características típicas con las cuales algunos pocos nos identificamos en este paso por la vida. Se me ocurren como mínimo unas diez, pero creo que las cinco más pronunciadas bastan.

A mí siempre me llaman ALMA LIBRE. Me pregunto si quienes lo dicen saben que ellos también lo son, o prefiero entender que se refieren a un estilo de vida elegido.

Hay personas que juzgan o no comprenden a quienes tienen un alma o espíritu libre. Simplemente porque lo ven desde una óptica diferente y porque su primer pensamiento es: «yo no podría…». Otros no se animan a preguntar lo que genera incertidumbre: «¿Cómo te sientes estando en tu propia piel?». Por más que cueste creerlo, estas personas a las que llaman almas libres disfrutan la vida de igual forma o, incluso, con más calidad que el resto. La diferencia radica en cómo lo hacen.

Estas almas que la gente llama libres disfrutan de la naturaleza con inmensa sensibilidad, de los detalles del día a día (sea un simple desayuno o un descubrimiento en soledad), de las cosas más sencillas que puede ofrecerles la vida, sin importarles en absoluto lo que piensen o digan los demás al respecto. Esto parece glorioso, y lo es.

Sin embargo, hay momentos en que de verdad lo pasan mal, y en los que prefieren permanecer mudos, antes que dar a conocer lo que realmente están padeciendo por dentro. El problema del que hablaba arriba es que sufren. Sufrimos cuando se nos intenta, sin querer, despojar o apartar de nuestra alma libre. 

He encontrado a muchos de estos espíritus libres mientras viajo por algunos rincones de este precioso mundo. Vivo en permanente observación ante esos detalles que me encantan, como las respuestas a mis preguntas incoherentes en el medio de una extraña conversación. Y he leído a otros tantos que escriben sobre sus almas libres. La mayoría coincidimos en lo siguiente:

 

Algunos «problemas» de un Alma Libre

 

  1. Nos sentimos amenazadas cuando nos controlan, cuando nos planifican la existencia o nos dan indicaciones de cómo o qué hacer cada día, cuando nos manejan la agenda personal dando órdenes (disfrazadas muchas veces de pedidos o anuncios), o nos cambian los planes a conveniencia ajena sin consultar  

Esto es lo mismo que encerrarnos en una jaula sin alimentos, sin aire y sin luz. No funcionamos bien, hacemos todo de mala gana o con temor. O es más probable es ¡que huyamos! Puede que busquemos excusas para no ir o cancelemos la «propuesta».

En mi caso, puedes dar por hecho que diré la verdad: no iré donde desees que vaya si no está en mis planes o si me los cambias porque sí. No estoy donde no me apetece estar, porque a un alma libre no le importa que organices su agenda, sino disfrutar del momento presente.  Esa alma hará lo que le venga en ganas, con quien se sienta a gusto y en el horario que ella crea conveniente y posible. Mucho menos le pidas, exijas o invites con amenazas de «prohibido faltar» a esos compromisos a los que, tal vez, tú sí que no sabes gestionar o no puedes eludir. Llámense: bautismos, cumpleaños, reuniones, el mismo plan a la misma hora con la misma gente todos los fines de semana de solo escribirlo me asfixio—, fiestas de guardar, etc. Simplemente porque no le atraen en absoluto. Irá si su libertad se lo permite y si tiene ganas de estar allí. Pero puedes estar seguro que si se compromete, lo estará disfrutando al 100%: porque no se trata de estar, ser o pertenecer por compromiso, sino de disfrute y placer. El «debemos ir»«tienes que estar»«vas a quedar mal»«vas a perder amigos»«se sentirá ofendido/a» nos importa tanto como mirarnos a un espejo para verificar si el naranja y el verde quedan bien juntos (traducción: poco o nada). Es más probable que les importe saber cómo está el clima hoy en la luna antes que todo ese tipo de propuestas (o lo que muchas veces suelen ser intentos de manipulación).

Las almas libres no tenemos ni idea qué sucederá mañana, ni cómo la vida nos sorprenderá la semana próxima o el año entrante. ¿Y tú le pides que tome nota de un evento que sucederá dentro de… tres meses? ¿Que sepa en dónde pasará sus próximas vacaciones de verano? Ni lo sueñes… Lo verá en ese momento, cuando sea presente su presente.

Todo esto en su conjunto es lo mismo que enjaularnos. ¡Es lo peor que nos puede suceder! Y sucede seguido…


  1. Nos gusta soñar despiertas

Las personas con un espíritu libre suelen soñar despiertas. Todo el tiempo. Así como lo lees: de lunes a lunes, horario corrido; no cancelan por mal tiempo ni por duelos ni por frustraciones ni por festividades, ni por ningún motivo que se te ocurra en este preciso momento. Hoy mismo, ni por pandemias mundiales. Porque para ellas no es necesario dormir para soñar.

Y cuando sueñan también lo hacen en libertad, por eso sueñan en grande. A veces, si eres observador, las veras mirando algo abstraídamente y sin hablar. Creerás que te escuchan, pero están viajando a algún lugar desconocido, o pensando si tu ADN servirá para futuras generaciones cuando la clonación sea tan común como parir. Les encanta recorrer el mundo con la mente, hacer entrevistas imaginarias a gente con quien no tienen nada en común, o se piensan a sí mismas haciendo todo lo que les gusta, aun conociendo las propias limitaciones. Somos demasiado creativas, y si no expresamos nuestra creatividad de alguna manera, nos estará faltando algo para sentirnos profundamente libres.

No le pidas a un alma libre que no sueñe. Si tiene que escalar el Everest sin ropa y en pleno invierno también lo hará. Aunque sea en sus sueños.


  1. No buscamos parejas ni nada que venga con etiqueta para la sociedad. Esperamos encontrar compañeros de vida.

Esto llevaría un libro aparte, pero intentaré ser breve. Los verbos BUSCAR y ENCONTRAR son diferentes. En cualquier diccionario están las respuestas.

Una de las características más básicas y tangibles de un alma libre es que no necesita a nadie a su lado para ser absolutamente feliz. Si esa persona es parte de su vida, entonces engrandece y comparte su felicidad, pero un alma libre no buscará ni pretenderá que alguien «la haga feliz». Ya lo es, porque la libertad es interior. Se comprometen en el presente, no en el futuro inexistente.

En diferentes momentos, ellas se verán experimentando para conocerse más a sí mismas: cualquier relación es un gran experimento personal y rico, valioso al extremo. Un alma libre valora la individualidad, y si encuentran un compañero/a de vida dure lo que dure— es solo cuando esta alma libre se siente lista para disfrutarlo. Por lo general, las mujeres y hombres con un espíritu libre no andan en búsqueda de un/a novio/a, una pareja o alguien que les dé lo que no tienen. No esperan llenar huecos emocionales o completar nada que no sean ya como individuos en soledad. Lo que realmente desean encontrar (no buscar) es un compañero de aventuras a quien amar. Y para ellas, la vida misma ya es una gran aventura que merece ser vivida.

Nota: hablo de mí y por mí. Prefiero ser feliz a tener razón. En mi caso, mis estándares no son los que la sociedad pide o acumula, mi vida no pasa por buscar a nadie y mi alma libre solo ama. Cualquier hombre que haya pasado por mi vida podrá contártelo abiertamente (si se anima a hacerlo; eso no es mi jurisdicción). Yo amo. No me pidas más que amor; no me pidas etiquetas y que lo que tenga que ser sea, pero no porque lo necesito, sino porque amo.

Las almas libres creemos que es más sano amar primero y que después la vida nos sorprenda. Y por eso no nos conformamos con haberlo conseguido, si en lo que subyace no hay aventura, libertad, risas más que lágrimas, felicidad individual primero y amor genuino, ese que nos permite compartir carcajadas que piden salir desde el estómago, las mismas que nos puede provocar una broma en el whatsapp o una tostada cayéndose al piso con el dulce hacia abajo, y para lo cual no necesitamos que otra persona nos esté mirando, aprobando o «haciéndonos reír». Por mi parte, suelo reírme sola. ¡Y mucho! Y si puedo reírme tanto pero tanto cada vez que me encuentro sola es porque puedo compartir mis risas. Puedo reír con amor. Y también puedo llorar y redescubrirme y enriquecerme/te con la misma cantidad de amor.

Las almas libres no solemos hacer alarde de nuestras compañías. Estamos ocupadas compartiendo felicidad. Cuando me ves acompañada es porque estoy brillando en compañía. En mi caso, no concibo otra manera de estar acompañada. De lo contrario, me verás sola y brillando también.

Dada la experiencia personal, me vale aclarar que esto no significa en venta, en exposición ni para cualquiera. A un alma libre no le va el «ya veo si me decido o paso el tiempo mientras tú puedas». Conocemos bien las diferencias entre pasar el tiempo y vivir el presente y amar. Los errores no son fracasos para nosotras, más bien son puro aprendizaje constante y necesario. Fallar nos engrandece, ahí es donde percibimos las grandes diferencias.

Y aquí está el problema: las almas libres nos cansamos de explicar mil veces lo mismo. Suele ser agotador.


  1. Nos gusta experimentar

Si hay algo que adoramos es experimentar lo que sea. Nos encanta (a ver si nos entienden: ¡nos maravilla!) coleccionar diferentes experiencias, de todo tipo, color y tamaño para tener luego algo qué recordar y contar si es posible a quienes no lo pueden vivir o compartirlo con quienes sí viven lo mismo.

El propósito de experimentar —como en los niños— está íntimamente ligado al disfrute de todo lo que nos entrega la vida. Entonces, si hay que viajar, se viaja. Si hay que pasar hambre, pues será bienvenido. Si hay que experimentar el frío o el calor, dormir en el suelo duro de un aeropuerto o en la soledad de una montaña, si es presente hacer el amor con quien no está en los planes (referencias: puntos 1 y 3), hacer amigos en lugares insospechados o dar por desterrados a los de toda la vida, volver a empezar mil veces, buscar y encontrar más de lo nuevo para experimentar el doble, se hace y se deshace. Es más fuerte el deseo de experimentar en sí mismo que el temor de no sobreponerse a las dificultades que surgen por sentir este deseo.

Iba a decirte que las almas libres no estamos locas. Me retracto: para disfrutar la vida se necesita una gran dosis de locura.

No le pidas extrema sensatez a un alma libre. No la obtendrás ni haciendo fuerza.


  1. Nuestra idea de belleza es más bien extraña

Donde los demás probablemente piensan que no hay belleza, ahí vamos las almas libres a encontrarla. Nosotras sí podemos amar la lluvia y/o los días nublados, y creemos que las hojas que se te pegotean al calzado en otoño son hermosas. Puede que nos gusten los lunes —a mí me fascinan— y no estemos desesperadas por el apuro a que llegue el viernes. Tal vez no nos veas festejar la llegada del fin de semana como si fuera un regalo especial del paraíso. Por lo general, para estas almas la Vida es un regalo. De lunes a lunes.

De la misma forma, nos provoca mucha belleza la gente diferente a nosotros: en su aspecto físico, en sus posibilidades o imposibilidades, incluso ese «rarito» que normalmente el resto mira por sobre sus hombros, a nosotras nos provoca una sensación interna de atracción, de incertidumbre, de compasión y de belleza diferente. (Cuando haces algún tipo de comentario despectivo, si fueras más obervador/a, verías mi silencio absoluto. Lo mismo que con cualquier libre elección donde haya amor. No hago comentarios al respecto: a mi corazón le duelen).

Las almas libres solemos mirar más adentro que afuera. No te sorprendas que nos guste lo que al resto no le atrae. No tenemos ideas tradicionales o conservadoras de lo que es la belleza, en ningún ámbito. Creamos nuestros propios cánones. Solemos reírnos de nosotras mismas, y aunque no nos conformamos fácilmente y cambiaríamos mucho, amamos nuestra máquina —nuestro cuerpo— y sabemos que cuidarlo como mejor podemos significa mantener esta calidad de vida que nos permite ser libres. Cuando caminamos enfermos por la vida, no podemos sentirnos libres y menos aún experimentar, amar, decidir, volar. Sin embargo, igual que el resto de los mortales, sentimos la necesidad de probar lo prohibido (dado el grado de locura, esto sucede con frecuencia), y le pedimos permiso al cuerpo y al espíritu. Por eso disfrutamos de los vicios con libertad y rompemos las reglas como si estuviéramos por morir en segundos. Al fin y al cabo, esta máquina perfecta es quien carga el alma (libre).

Agrego algo que a mí me parece obvio, pero también es motivo por el cual solemos parecer extraterrestres: las almas libres amamos la naturaleza desde un lugar profundo y silencioso, vibramos con y por ella, vemos con sus ojos. Podemos ser árbol, río o cielo y nos fundimos con ella en placer y deleite. Será por eso que me molesta caminar hablando, divagando problemas banales y superfluos de nuestra vida diaria cuando sé que sola puedo maravillarme en un amanecer, en el atardecer o en el sonido de los pájaros que me persiguen como si supieran que los amo (¿acaso no lo saben?). Conectarnos con el cauce de un río, sentir arena o piedras sobre la planta de los pies, la brisa a la orilla del mar o la oscuridad extrema de una noche sin luna pueden ser las experiencias más enriquecedoras del día. Sí, sin seres humanos (no te asustes).

Con la misma pasión, devoción y respeto silencioso amamos a los animales. Ellos son tan libres como nuestras almas: no hacen fuerza para crecer, para sostenerse ni para luchar contra nadie; sólo viven, se guían por intuición e instinto, por una consciencia universal que no tiene que ver con el entorno, sino con lo que les fue dado interna y naturalmente. Para las almas libres, ellos suelen ser nuestros principales maestros. Por favor, no mates ni a una araña delante de mí, porque me verás defender lo que a ti te produce asco, miedo o terror. Y sí, las almas libres debemos de tener raíces en Jupiter o en Marte. Algún día lo sabremos…

En definitiva, las almas libres amamos la sencillez de las cosas. Brillamos con y por ellas.

No nos la compliquen, por favor, no hemos venido al mundo para eso. Somos almas libres.

-Poli Impelli-

Etiqueta Safe Creative

62 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Sarah Nst dice:

    Me encanta leerte, me hace soñar con tus palabras…

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      ¡Muchas graciassss! Un placer tenerte por aquí, my darling 🙂 Abrazo Infinito

      Me gusta

  2. Chema dice:

    Completamente identificado

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      🙂
      Muchas gracias por pasar, Chema.
      Abrazos.

      Me gusta

  3. Milagros jeremias porticarrero dice:

    Para ser un alma libre por completo aun me falta, se que tengo algunas cualidades,como ese dicho que dice que si hay limones hay que hacer limonada .Pero ahí estamos luchando contra nuestras propias adversidades del dia a dia. Para ser por fin un alma libre sin filtro.

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      Qué comentario tan positivo, me alegro por ti 🙂
      Gracias por pasar y dejar tus palabras. Abrazo a la distancia.

      Me gusta

      1. oscar dice:

        Me acabo de encontar esto y me viene fenomenal.me estoy enamorando de un apersona con el alama libre y refleja como es como vosotras.Yo soy una persona muy normal para nada posesiva ni nada.Estamos empezando a conocernos y quisiera que esto iria bien por que la chica lo merece y quisiera enamorarla, darme todos los consejos posibles .Gracias

        Le gusta a 1 persona

        1. Poli Impelli dice:

          Hola, Oscar, gracias por dejar tu comentario.
          No tengo autoridad para dar consejo a nadie, mucho menos sin conocerte. Solo puedo desearte lo mejor, como se lo desearía a cualquier persona (hombre o mujer) que esté sintiendo amor profundo por alguien.
          Si dices que “tu chica” es un alma libre, solo vuelve a leer arriba. Aunque no todos somos iguales, en general esto que menciono nos define. Y recuerda: no la agobies, jaja.
          Lo mejor para ti.

          Abrazo virtual, gracias por estar aquí.
          Poli. 🙂

          Me gusta

  4. marguimargui dice:

    Que quiero, que tengo, que ansío, que ofrezco… No se.
    Sé que no tengo miedo, que mis pasos son pequeños. Sé que sola duermo de vicio, que el silencio me alarga los días….
    Libre que no sola, sola porque quiero, porque no ando coja, porque nada me completa y yo misma redondeo hasta encontrarme de frente.
    Buffff ya estoy flipando….
    Pd. No sé porque coño no me llegan los avisos de tus mensajes y lo vi de coña, te respondí y me da que tampoco te llegan jajajaj o que pasas de mí culo

    Le gusta a 2 personas

    1. Poli Impelli dice:

      Me muero en un orgasmo literario cuando tú flipas… me encanta cuando parafraseas con tus palabras las mías.
      PD: yo tampoco lo sé, creo que tienes que avisarle a WordPress, jaja. Pero yo NO publico seguido, Margui. Esta entrada es viejísima, una de las primeras me parece. No, boluda, yo no paso de ti jamás, siempre te leo! 🙂

      Me gusta

      1. marguimargui dice:

        Ya te estás tocando perra!!!!! Jajahaha, lo leí porque pusiste enlace en entrada de la killer.
        Y ya sabes que se me va la pinza un poco… Y ahora que lo releo … Me voy a tocar yo también jajsjsjs

        Le gusta a 1 persona

        1. Poli Impelli dice:

          Lo imaginé… solamente porque entre peshas nos entendemos. Ve a hacer lo que desees, que si con esas manos escribes debes de hace maravillas. Cocinando, digo.
          Besos, gracias por leerme! Quiérote

          Le gusta a 1 persona

          1. marguimargui dice:

            Dicen que le doy su punto y sabrosura… Cocinando digo
            A que te molan las lenguas jahahaha son lo más coño

            Le gusta a 1 persona

      2. Hola. Me ha encantado! Yo vivo desde hace años con un espiritu libre. Tengo una pregunta para ti. Me gustaría saber tu opinión. Qué ocurre cuando has formado una familia y eres infiel o aprovechas todas las oportunidades que te vienen para acostarte con otra persona? Espiritu libre significa dejar de tener valores? Que hacer cuando hay hijos por medio? Rompemos familias? Que hay de la honestidad o la lealtad a la familia?

        Le gusta a 1 persona

        1. Poli Impelli dice:

          Hola, muchas gracias por pasar por aquí.
          Es muy común, creo yo, confundir el sentido de libertad con esto de “estar emparejado”, como si tener pareja fuera una atadura. De esa concepción de la realidad es que surge lo opuesto (“si estoy solo, entonces soy/estoy libre”). Mi libertad es mía y si la respeto, respeto también la libertad del otro, aunque estemos juntos. Si deseas mi opinión, que es solo eso, una opinión (y muy mía), la infidelidad es consecuencia de estar mal emparejado, pues quien ama y es amado vive en un estado de natural libertad con respeto hacia sí mismo y su amor, por ende hacia la persona que ama. Eso no es tener “un espíritu libre”, sino faltarse el respeto a uno mismo y a la persona elegida para compartir la vida. Si nos gusta esa vida, ser consecuente sería vivirla a pleno sin destruir a nadie y sin faltarle el respeto a un otro. Los valores son universales, tener una familia y respetarla es justamente un bien preciado como para desperdiciarlo. ¿Qué es “romper familias”? Lo que se rompe es el compromiso a la integridad, a la palabra, a la sinceridad, que serían la base que se transmite a los hijos. Esa es mi opinión. Eso no es tener un espíritu libre, sino una falta de respeto que ya está tan generalizada que se le llama “normal”, “común”, “lo de siempre”, “más de lo mismo”. La honestidad y la lealtad comienzan en uno mismo, de allí hacia afuera (familia, amigos, parejas, trabajos, placeres que uno ama).
          Gracias por tu comentario. Un fuerte abrazo 🙂

          Me gusta

          1. pincelesyplumas dice:

            Muchas gracias, tu respuesta me ha encantado más todavía. Es justamente lo que quería oír (leer). Yo también voy camino a ser un espíritu libre. Un abrazo!

            Le gusta a 1 persona

            1. Poli Impelli dice:

              Abrazo para ti, y gracias por pasar por aquí. 🙂

              Me gusta

  5. No te hice ni puñetero caso. Me lo tragué todo de arriba a abajo, porque así somos las almas libres, no obedecemos, hacemos lo que queremos con nuestro tiempo. Quizá donde otros vean un tocho de texto, yo he visto sonrisas, te he visto, y estaba hermosa, capulla. No sé si querría que hubiera más como tú, te harían menos especial, pero convertirían el mundo en un caos hipnótico. Soñaré con ello.

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      Qué raro, ¡desobedeciendo tú! ajaja. Genial que nunca me hagas caso, eso es de sabios 😉
      GRACIAS por mirarME. Eso es un lujo que recibo como un inmenso regalo. ¿Merecido? no sé, pero seguro que por sentirte identificada con algo has podido llegar a mi capulla sonrisa.
      Ojalá esto fuera un caos hipnótico, seríamos pura libertad, puro amor, puro Ser y a la mierda lo que no nos hace feliz, no?
      Pero bue… al menos hay gente como tú. Sueño contigo.
      Gracias!

      Me gusta

  6. Veo que estuviste leyendo cosas antiguas, cosa que me honra.
    Eres un alma libre, pero aunque sueñes, nunca te duermas al soñar.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      Muchas gracias, Luis, por leer y estar presente. Y gracias por el consejo, es un momento en donde recordarlo me engrandece ;-).
      Abrazo de vuelta para ti.

      Me gusta

  7. Sin embargo hay un dicho que dice: Si piensas que eres libre, no tienes idea del tamaño de tu cárcel.
    Me gustó.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      Qué buen “dicho”. Pero sólo me baso en mi experiencia personal, que no es para todos igual, por suerte. Mil gracias por pasar y comentar :-).
      Abrazos infinitos de vuelta!

      Le gusta a 1 persona

  8. BETIANA dice:

    Woooow, de repente descubro que soy un alma libre…Tengo 27 y ultimamente me estoy angustiando bastante por ser rara y diferente a los demas de mi entorno..Me pasa que desde hace unos años descubri ciertas actividades que me apasionan hacer, pero con el correr de los años fui dejandolas de lado por priorizar el trabajo, el dinero, la casa y ser una MUJER NORMAL Y ADULTA como se supone que tengo que ser con mi edad,por suerte tengo un hombre a mi lado que me ama y me apoya para que nunca deje de ser yo misma, todo el tiempo me alienta para que deje de preocuparme por el que diran por mi forma de vestir, de pensar, por no querer ir a las fiestas a las que van todos, por gastar mi dinero en mi, etc….pero descubri que siento un poco de culpa porque deberia estar comportandome de otra forma, como tener hijos, pero de verdad que no tengo ganas de eso, no quiero y no se si algun dia querre, me gusta tener mi tiempo y dinero para mi….me siento egoista tambien pero bue…te agradecería un consejo, porque hay dias en los que la paso mal por sentirme asi distinta y perdida en cierta manera…..

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      Hola, Betiana!
      Un gusto que estés aquí.
      No puedo dar consejos porque sólo cuento mi vida, y sin dudas, mi historia de vida es diferente a la tuya. Sin ir más lejos, ya me estás contando muchas diferencias, y me alegro por ellas. Un hombre que te anime a ser quien realmente eres es el mejor regalo que puedes recibir como Mujer, porque él te está amando como eres, no como quisiera que fueras. Tal vez, esa culpa es sólo tuya (nadie externo te está haciendo sentir así, ¿puede ser?) ¿Ante quién crees que “deberías” comportarte de cierta forma? Ahí están tus respuestas. ¿Cuántas formas de sentir plenitud y felicidad existen? ¡Miles! Y cada uno tomará la que elija, la que mejor le venga en ganas, para decidir qué camino le da felicidad, paz, aprendizaje.
      Lo tuyo no es egoísmo, sino amor propio. Autoestima si te escuchas, y haces realmente lo que te llene de amor. Si eres mujer, entonces como yo, has venido a dar Vida. Y dar vida no es sólo traer hijos al mundo. Tal vez puedas descubrir de qué manera y sintiéndote plena, con sinceridad y no bajo apariencias.
      Mira a tu alrededor, sé observadora, y verás la cantidad de infelices aparentando ser lo contrario, solamente por no haber alzado su voz y hacer de esta vida lo que sentían que llevaban adentro. Mira la cantidad de divorcios, de hijos “abandonados” mientras corren los “padres ocupados” en generar dinero. Mira a los solitarios sin un rumbo, que se apegan a otros sólo por dependencia o para no estar solos en la vida. Mira a los niños, allí verás quiénes somos en realidad. Llegará un día en que no sentirás culpa por ser feliz, sino marciana en un mundo lleno de infelices. No inventarán una isla para nosotros, Betiana, ni un lugar lleno de gente igual. ;-). Observa a la poca gente plena y feliz, aunque hayan elegido diferente a ti, y verás algo en ellos que te empujará a serlo también. Ese es mi consejo: observa. Y disfruta de ese hombre que te elige tal cual eres, con esas mil confusiones que te llevarán a encontrar más certezas. A mí, esa gente que me ha aceptado desde las tripas tal cual soy es el puñado más valioso que llevo en el Alma. (El resto son sólo compañeros de viaje, pasan, están como aprendizaje y enhorabuena que así sea).
      Siéntete libre. Suponiendo que no tuvieras miedos… ¿qué harías? 😉 Ser “adulto” es ser feliz, Betiana.
      Un fuertísimo abrazo, y gracias por tus palabras!

      Me gusta

  9. Patricia dice:

    Grandes palabras, me han fascinado. Llevo bastante tiempo sintiendome infeliz e incómoda con la vida que llevaba (y no encontraba el porque) he estado atada a los condicionamientos sociales, he tenido una pareja durante 6 años y siempre he tenido que ser lo que se esperaba de mí. Pero día a día he ido descubriendo que yo soy más que eso, quiero experiencias, disfrutar con cada rincón del mundo, con cada café, cada libro y con cada persona que me cruce por la calle sin esperar nada a cambio transmitiendo felicidad, diversidad y bondad. Me he dado cuenta gracias a que yo siempre esperaba que mi pareja fuera un compañero de viaje, de aventuras y que viviríamos la vida sin frenos, sin estereotipos y sin encasillarnos. Ahora con mis 24 años sé que él con sus 29 años busca alguien con quien casarse tener hijos y formar la típica familia y yo huyo de todo ese convencionalismo. He pensado que era rara que estaba loca pero me doy cuenta que no soy la única que la vida se puede vivir como tu sueñas e imaginas y esto no ha hecho nada más que empezar. Gracias me he sentido muy identificada.

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      Hola, Patricia.
      Yo pasé años pensando en silencio que estaba loca, que era rara, e hice lo mismo que tú. Mucho tiempo. Y me sentía “fuera de mí misma”, como si todo me fuera impuesto. Y no era así, nadie me obligaba: yo elegí probar, yo elegí la vida del resto, yo amé y sentí y viví lo que había que vivir.
      Cuando me escribe alguien tan joven me lleno de felicidad, de saber que están mirándose a sí mismos cuando aún hay mucha vida por sentir y por desafiar. Sin embargo, no te asustes: habrán otros momentos en donde te insistirán o querrán verte siendo igual al resto, y crecerás, tal vez, con los comentarios ajenos encima. Pero, si te animas a sonreír sabiendo que vas por buen camino, cada día estarás comenzando de nuevo. Quien recorre este camino tiene un trabajo personal mucho mayor que el resto, porque en general andamos solos. No somos la mayoría, no somos como el resto, no buscamos lo mismo y disfrutamos de lo más sencillo de la vida; “eso” que nadie tiene tiempo ni ganas de ver. Pues sólo mira hacia adelante, y que tu alma y tu cuerpo caminen juntos. No dejes que ninguno de los dos se separe, y verás que SÍ encontrarás gente que te abraza en tu camino, y que sí habrá un hombre tan sano y libre como tú, que TE elija así como eres, no como le encantaría que fueras (para eso, ya hay otras). Oscar Wilde decía que te atrevas a ser tú mismo, porque los demás puestos ya están ocupados. ¡Y vaya cuánto!
      Me alegra que esto recién esté empezando. Y aquí me tienes si puedo ayudarte en algo.

      Gracias por leer, por pasar y comentar.
      Abrazo a tu alma libre. Es hora de brillar 😉

      Me gusta

  10. laswais dice:

    Tengo 16 años y coincido en absolutamente todo, pero le añadiría un punto: el lado filosófico que toda alma libre posee, el plantearse miles de preguntas con cientos de respuestas diferentes para cada una de ellas sin sabes cual podría ser la correcta o si acaso existe algo tan verdadero como para considerarlo correcto.
    Me ha encantado el blog y el sentirme identificada con todo sobre lo que has escrito, un alma libre que piensa coger una mochila e irse a recorrer mundo sola en poco tiempo te manda millones de saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      Gracias por pasar, leer y comentar.
      Coincido contigo, es un nunca acabar de preguntas sin respuestas, y eso es lo que alienta, creo yo, en seguir caminos diferentes y arriesgándose en el disfrute permanente. Decía un gran poeta que quien no se cuestiona a sí mismo no está viviendo. Pues eso… que ya es un vicio sano 😉
      Me alegra que estés por mi pagos, en mis letras y que puedas compartir lo que uno siente. 16 años… cuánta vida hermosa queda aún y qué alegría que ya cargues una mochila pronta a vivir experiencias inolvidables. Toda la luz para esa nueva etapa… que tu compañía sea tu mejor encuentro.
      Millones de saludos y abrazos infinitos para ti. ¡GRACIAS!

      Me gusta

  11. bernard25 dice:

    Bonjour Poli
    Mon passage sur ton joli blog
    Ce sont mes 2 mains sur mon clavier
    Sur un profil une belle image
    Qui derrière cet écran se trouve une personne de gentille
    La ou je retrouve une de mes meilleurs amies ou amis
    Je te fais un énorme sourire même si tu ne vois pas
    Dans le fond de mon cœur je te l’offre
    Passe une agréable journée
    Surtout ensoleillé ,chez moi le temps pas extra
    Bise amicale Bernard

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      Bonjour, Bernard!
      Merci de lire et de commenter .
      Pour moi, il est un plaisir que vous êtes ici, et vous a ordonné à mon sourire.
      Je vous souhaite une belle journée .
      Un câlin infini pour vous. 🙂
      PS: vous excuserez mon pauvre français

      Me gusta

  12. Ronny dice:

    Hola a todos, gran artículo! leí uno parecido en “el vaso medio lleno” una página que habla de lo mismo, y todas estas señales de que soy así dan en el punto exacto de que son ciertas. Es increíble hemos nacido con un don simplemente hermoso, nosotros vivimos felices, y si, como dicen por allá en otros comentarios: Siempre mi familia me malinterpreta, por ser tan “individualista” entre comillas, porque en realidad la liberdad de nosotros es para disfrutarla nosotros mismos, pero eso nadie lo ve y muchos te malinterpretan horriblemente. Igual el viaje sigue siendo genial, y no quiero aterrizar nunca la verdad. Siempre he pensado si es que nacemos así o con el tiempo lo desarrollamos. Otra cosa a la gente le encanta rodearse de mí, (bueno de las almas libres, al menos así es mi caso) se sienten seguras y sueltas, sea el tipo de persona que sea, conmigo esa persona siempre se podrá sentir bien siempre y cuando esté en mi pura esencia libre. Habrá otros días en los que mi energía no brille tanto, pero sigue presente y eso es bueno. De niño me encantaba volar con la mente, hoy día con 18 años lo hago pero no tanto, aunque como dije lo libre sigue allí y vaya que somos bastante “locos” jajajaja y eso me gusta muchísimo. La verdad a veces analizo gente y sólo trato de indagar por qué no pueden ser libres como lo soy yo, OJO, ser libre no significa estar feliz todo el tiempo, porque muchos luchamos con nuestros defectos y cositas así pero son mínimas, nada que un alma libre no pueda controlar.
    Mis ojos son enormes y brillan bastante, quizá esa sea una característica de nosotros, significa que vivimos en estado puro y a mucha gente eso le inspira y me hace sentir bien. Siempre dijeron que de pequeño me faltaba un tornillo y no sabía ni donde estaba parado, pero a veces pienso que son ellos los que no saben ni qué hacen para escaparse de sus mundos jijiji xD. Ayudo siempre a TODO EL MUNDO, y gratis, me hace sentir satisfecho de enseñarle a las personas que nada está perdido nunca, y que en la vida hay más cosas hermosas que feas, muchos deben saber eso. Odio ver gente ahogándose en sus vasos de agua, esa gente me repugna, gente que aparenta que todo va bien, odio eso, lo detesto. No es un ambiente para mí pero me ha tocado vivir rodeado de algunos en varias ocasiones, en fin son sólo defectos que nosotros notamos al final cada quien hace lo que puede para salir de “la realidad”. Si tan sólo supieran que la realidad no es tan mala, una vez que la enfrentas y la aceptas, te aceptes a ti y luego a los demás y así dejar el miedo atrás. Eso es todo o/ me alegra saber que hay gente como yo en este mundo y me encantaría conocer una alguna vez, porque hasta entonces quizá no me haya dado cuenta pero no consigo gente así con este ‘súperpoder’ que nosotros tenemos dotado.

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impeli dice:

      Hola, Ronny!
      Gracias por tomarte el tiempo de leer y comentar tu sentimiento y experiencias.
      Si siendo tan joven ya sabes cómo es tu alma, sin dudas vivirás acorde a ella, sintiéndote libre aunque “no encajes” con los estándares que te rodean.
      Yo también observo mi entorno y me lo pregunto seguido… aunque creo que, en general, malinterpretamos la palabra libertad, y por ello no conectamos con el hecho de que todos somos libres, y que hacer uso y abuso de la capacidad de elegir es una condición humana, disponible para todo el mundo las 24 hs del día y sin descansos. Pocos se permiten la “no esclavitud”, y eso comienza y termina en uno mismo.
      “Siempre me dijeron que de pequeño me faltaba un tornillo”… Me has hecho reír, pues es verdad. No te conozco pero es una cualidad que nos une y nos define 😉
      Para disfrutar la vida con libertad interior hace falta una gran dosis de locura, de coraje, de valentía y de riesgo. El mayor riesgo es desprenderse del entorno y del “qué dirán”. Y para eso hay que desafiarse (no siempre es posible, pero si lo es, pagaremos las consecuencias. Hacernos cargo es el desafío).

      Me sigue sorprendiendo la cantidad de gente identificada con estas palabras, y que se siga leyendo y compartiendo en las redes. Esto indica que hay muchas almas intentando “gritar” lo que sienten, y que tal vez, no lo pueden expresar como quisieran.

      Gracias nuevamente, por leer y comentar.
      Tienes mucho por delante… que sea una vida libre y plena, como tú la desees. A volar, que para eso estamos 😉
      Abrazo Infinito
      🙂

      Me gusta

  13. No hay revés… la única complicación que he conseguido de ser así es la complicación en si. Los que amas terminan pensando que no los amas, o que el ego es más fuerte que la razón, o que somos egoístas y vaya usted a saber que hartada de tonterías. Aún así.. nos gusta el viaje y lo hacemos con todo el gusto, sin paracaídas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      Gracias por pasar y comentar 🙂
      Llega un punto en que las tonterías no se escuchan, porque para lo único que estamos en esta vida es para ser felices. Y no hay mejor camino para conseguirlo que ser uno mismo. Al menos para mí es “ley” 😉
      (¿tú no escuchas tonterías de los demás? Pues yo sí, y muchas. Sonrío en silencio y fin del asunto, jaja).
      Abrazo infinito para tu semana.

      Le gusta a 1 persona

      1. Creo que cuando el mundo estalló lo primero que vio fueron tonterías…

        Me gusta

  14. Mis respetos, alma libre, yo quisiera ser así completamente, aunque tengo algunas características, me faltan bastantes, pero me alegra conocer a alguien que las tiene todas. Abrazo de luz

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      Gracias por pasar y leer… Para serte sincera, no es fácil vivir en este mundo siendo así. Trae sus “complicaciones” y no encuentras almas afines tan fácilmente; más bien tienes que adaptarte al resto y hacer “oídos sordos”, seguir la ruta y no olvidar quién eres y para qué has venido.
      Gracias por tu abrazo de luz, va mi infinito 🙂

      Le gusta a 1 persona

      1. He tenido y tengo esas experiencias, no tanto por ser alma libre, sino por pensar diferente al resto de la gente común, sé lo que se siente, te entiendo, pero vale la pena si haces lo que quieres y te sientes a gusto así. Ánimo y no te rindas. Otro abrazo de luz

        Le gusta a 1 persona

  15. Daniel dice:

    Usted tieen razon en cada una de las cosas que dijo, me siento identificado, viva ser libres!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      Hola, Daniel
      Es sólo mi sentir y mi experiencia, pero qué bueno si te has sentido identificado con algo. ¡Gracias por pasar y comentar! 🙂

      Me gusta

  16. melbag123 dice:

    Poli, vi que empezaste a seguirme. Gracias y bienvenida a mi blog. Ahora voy a pasearme un ratito por el tuyo. Un abrazo.

    Le gusta a 3 personas

    1. Poli Impelli dice:

      ¡Hola! Muchas gracias a ti y un placer que pases por aquí también.
      Bienvenida a mis palabras. Un fuerte abrazo 🙂

      Le gusta a 2 personas

    2. marguimargui dice:

      Os pille pequeñas zorras

      Le gusta a 2 personas

      1. Poli Impelli dice:

        Tú siempre llegando a tiempo!!! Ajajajaja (te quiero eh?)

        Le gusta a 1 persona

        1. marguimargui dice:

          Ahora sí que sí …. Os tengo en el punto de mira a mis preferidas jjjjjj

          Le gusta a 1 persona

            1. marguimargui dice:

              Pues si, aunque ladro mucho y muerdo poco

              Le gusta a 1 persona

      2. melbag123 dice:

        Jajajajaja… Margui, sabes que eres mi favorita, te hago videitos, te saco fotografías y te mimo cuando puedo. Besitos, mi reina.

        Le gusta a 2 personas

        1. marguimargui dice:

          Nada como los súper renos de tu vecino Jajaha “rl cornudo ” 😂😂😂😂😂

          Le gusta a 1 persona

  17. Hay algo en vos, Poli, que resuena con un bit de alma mío. Es algo pequeño y nostálgico, es algo que tal vez olvidé, tal vez perdí. Está ahí y leyendo esto resuena, me afloja lágrimas llenas de polvo porque vienen de un lugar añejo al que hace años no voy a hurgar. Creo que marzo será el mes para volver a ese sitio a rescatarme a mí misma.

    ¡Gracias por ser semejante maestra en mi vida!

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      Siempre que escribo algo, pienso… “si sólo llega a UN alma, ya está; llegó el mensaje al lugar indicado”.
      Si hay algo olvidado, siempre llega alguien para recordarnos que aún existe, que está presente. Es una persona, una situación, un miedo, una ganancia o una pérdida. Siempre digo que tal vez venimos “disfrazados”, para que nos miremos a un espejo. ¿Qué hay más allá que resuena en mí? Al menos a mí, me pasa seguido. Qué hermoso es volver a uno mismo. Como bien decía Neruda, en algún momento llega, incluso en el lecho de muerte. Qué mejor que sea antes y tan claramente.
      ¡Gracias por tus palabras, por tu sinceridad, pero también porque haber estado y estar en mi vida! 🙂

      Le gusta a 1 persona

  18. Jagxs dice:

    Siempre serás un alma libre ¡bravo por eso!

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      Muchas gracias, por pasar y comentar. Un gran abrazo 🙂

      Le gusta a 1 persona

  19. biblioteca62 dice:

    ¡Sencillamente hermoso! Gracias por compartir. Saluditos 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. Poli Impelli dice:

      ¡Muchas gracias por pasar! Bienvenida 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder a serunserdeluz Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .