Ya es hora…

Es hora de soltar anclas de abrir alas de aceptar el reto. Es hora de olvidar lo que queda en el olvido, de darle espacio a lo incierto, de agradecer lo vivido. Es hora de sondear el destino, de aceptar la prueba y el error, de dar la bienvenida al incierto camino. Es el momento ya repetido de sabernos fuertes…

Adelántate

Mantente presente. El día, la hora, el momento en que menos lo esperes, todo (o al menos eso que tanto te preocupa) se acomodará. Y en ese momento te darás cuenta qué es lo que realmente vale para ti y qué no. Te importará mucho más lo que tú pienses de ti mismo que lo…