La innegable realidad de ser… argentino – Parte II

La historia sigue así: resulta que  Ana publica un bellísimo poema de Miguel, dedicado a la luna. Quienes me conocen saben cuánto amo la luna —al igual que Ana—, y Miguel decía en su exquisito poema: Incapaz de resistir a su argentina hermosura fundí mi ser sin pudor al cóncavo de su vientre. Ahá. La luna con argentina hermosura……

La innegable realidad de ser… argentino

Gustavo Cordera ha descrito muy bien —y cantando con furia— las virtudes y pestes que nos definen. Más allá de que me gusta su ironía y sus verdades, hoy recordé que todo esto que él menciona con su voz aquí a veces deja huella cuando uno sale de su propia geografía y se encuentra con otras culturas. Algunas…