Permítame contarle…

Hay gente que no espera ni sabe escuchar. Tal vez no se dan cuenta de que solo hablan como loros, sin hacer pausas ni respirar. Hay gente que suele preguntar “¿Cuándo nos vemos?”, pero no mueve una fibra para que el cuándo suceda. Hay gente que desconfía hasta de su propia sombra, y que lleva…