Rompecabezas

Thiago me miró por el rabillo del ojo, mientras yo me concentraba en armar un rompecabezas que, literalmente, me estaba rompiendo la cabeza. —¿Y esto es para niños?— pregunté, dirigiendo la voz hacia mi madre, que metía las milanesas al horno. —Eso parece, para niños de ahora. Aunque en la época de ustedes no eran…

El diario de Gabriella

Ja, creen que no me doy cuenta. Estoy acostumbrada a observar desde adentro la pasarela en la vidriera. Claro que de vidriera no tiene nada; solo es un espejo. Van entrando totalmente dormidos, saludan al pasar a media lengua y con la almohada pegada en la oreja. Ya para el mediodía vamos despertando, pasan haciendo…