El diario de Camila

A veces me levanto con esa sensación rara de no querer estar donde estoy, o de no estar más. En casa. Así es como me siento hoy, con ganas de crecer, de tener en mis manos la posibilidad de independizarme de ellos. Los amo, pero me tienen los ovarios anudados en la garganta. Me dicen…