Ángeles y Sofías

Le decían Sofi. Eran las dos cuarenta de la tarde cuando cerró sus párpados por última vez. Eso confirmó el informe policial. —¡Mamá! Hoy me voy a lo de Sandra a la salida del cole. —¿Vienen a casa? —No, su mamá nos espera en su casa; tenemos que hacer un práctico de Biología. —Bien, hablaré…

Veintisiete

Aunque la vida supiera cuánto de lo vivido queda en el recuerdo… ¿acaso te habló al oído para contarte lo prohibido? ¿Qué sabías tú de mi corazón enérgico y partido, y en qué momento me perdí el cuento que yo no había vivido? Si de revolver se trata esta vida ingrata, prefiero recordar lo que…