El ladrón de sueños

Siempre me ha parecido gracioso que se venere a las diosas mientras que, en la vida cotidiana, a las mujeres se las relega a una posición secundaria y se las considera inferiores. – Doris Lessing (La grieta) –   «Quiero ser… sencillamente quiero ser. Punto. Devuélvanme los sueños la infancia, la ilusión, la vida», grita…

El diario de Esteban

Encerrado, así me siento. Atrapado pero cómodo. Hoy, cuando vi una foto del pasado, sentí que antes podía. Fui feliz, con Daniela, quiero decir. Y ahora me revienta las tripas esta puntada en el estómago; supongo que se me deben iluminar los ojos cuando veo los suyos. Una foto, claro. Me enteré que está muy…

Ya es hora…

Es hora de soltar anclas de abrir alas de aceptar el reto. Es hora de olvidar lo que queda en el olvido, de darle espacio a lo incierto, de agradecer lo vivido. Es hora de sondear el destino, de aceptar la prueba y el error, de dar la bienvenida al incierto camino. Es el momento ya repetido de sabernos fuertes…

Todavía sueño

Me llamo Nayan y tengo 28 años. Soy lo que quedó, vivo donde me dejan. Mi infancia, en aquel país donde nací y donde mi niñez olía a pólvora, invade a diario el presente, que me busca desde el pasado. Todavía me acuesto en las noches acurrucado en mi mujer. Aún sueño; sueño con cielos rojos…

Quiero creer que estoy volviendo

Vuelvo / quiero creer que estoy volviendo con mi peor y mi mejor historia conozco este camino de memoria pero igual me sorprendo   hay tanto siempre que no llega nunca tanta osadía tanta paz dispersa tanta luz que era sombra y viceversa y tanta vida trunca   vuelvo y pido perdón por la tardanza…

Pilares de la Tierra y de la Vida

“… Allá donde miraban no veían más que cosechas perdidas, ovejas muertas, árboles derribados, prados abnegados y ruinas. La destrucción era aterradora, y Aliena se sintió embargada por una terrible sensación de tragedia.” Los Pilares de la Tierra -Ken Follett-   Leer estas palabras, plasmadas por un gran escritor que admiro, me provocó varias sensaciones…

Alcatraz

Desde el muelle 33, cerca de Fisherman´s Wharf, siento tu presencia intacta pero ausente. Presente cuando puedes asomarte y las aves te anuncian alrededor de tu celda, con tan poca luz que huele hermética y sombría. Ausente cuando te encierras y no me permites atravesar la Bahía. Y afuera… afuera la vida regala colores y aromas de agua…