Delirio de un estómago

Siento el dolor adentro, punzante, real, ahí está. Me jode, me duele. Quizá sí tenga que animarme, aunque depende de una decisión ajena. Tengo que entrar, voy a poder entrar, debería entrar. ¿Debería? No quiero. ¿Quién me obliga? Me veo ahí sentada y me ahogo. Me falta el aire, siento que me desmayo, pero acá…