La lámpara

Es tan extraño el sabor amargo que precede a la muerte… Es la ciega incertidumbre de entrar en el profundo terreno de lo desconocido. Y él sabía que la vida se le escapaba en sorbos y que su aliento se desvanecía en el tiempo de los relojes, ese tiempo que desgastamos los que aún creemos y…

PARIS JE T´AIME

Una tarde de otoño, viviendo en Barcelona, recibí un llamado de mi cuñada desde Argentina, quien apenas podía hablar, embobada por su propia emoción.  ¡Había ganado un viaje por llamar a un 0800!  Así de bizarro puede resultar el destino, a veces. Las posibilidades que la empresa anunciante le había ofrecido eran: Roma, París o…