Las chicas del tren

Se acomodó en el primer asiento junto a la puerta de embarque en el tren. Apoyó la pequeña maleta junto a la ventana y levantó sus piernas por encima, en la comodidad que le permitía el espacio diseñado para cuatro pasajeros. Con su soledad de regreso a casa, luego de un fin de semana de…