Las chicas del tren

Se acomodó en el primer asiento junto a la puerta de embarque en el tren. Apoyó la pequeña maleta junto a la ventana y levantó sus piernas por encima, en la comodidad que le permitía el espacio diseñado para cuatro pasajeros. Con su soledad de regreso a casa, luego de un fin de semana de…

La marca de Santiago

Santiago Calletti se fue sin aviso en Rayén, una fría tarde de Julio. Hernán la llamó esa misma noche que Santiago cerró sus ojos. Una semana después, cuando él ya estaba de regreso en Córdoba, Naiara pidió un reemplazo en el instituto, compró un billete en autobús y partió a Córdoba, ciudad que conocía por…