Amor de Juventud

Recién llego, acomodo mi ropa, y siento a mi izquierda la vida pasar en calles arropadas de aroma a turismo y primavera alrededor un antiguo hotel de la ciudad condal. A mi derecha, me arrodillo a observar por la mirilla de un ventanal, y un amplio patio interno me devuelve un par de enredaderas y…